Es el mercado, amigo La nómina de junio

Este mes hemos tenido problemas con los proveedores, gastos inesperados, clientes que no pagan hasta última hora, los bancos nos deniegan el préstamo… ya sabéis. Pero más vale tarde que nunca y aún no hemos llegado a día 10, ¿No? Pues menos quejarse y más trabajar.

Como cada mes, traemos la mandanga, lo mejorcito de lo que hemos estado catando durante el último mes. Podría ser o no de lanzamiento, si lo es, no se tratará más que de una casualidad. En cualquier caso allá vamos.

 

Yago//@NonAbizenak

Wolfenstein-LogoLo cierto es que ya he hablado de Wolfenstein 2 en alguna ocasión, pero no puedo evitar hacerlo cuando el lanzamiento en Nintendo Switch está tan reciente. Con esta escusa he vuelto a comenzarlo y he recordado qué convierte a este título en uno de mis favoritos.

Sin dudarlo, Wolfenstein 2 es uno de los títulos que más me ha impactado a diferentes niveles de los últimos años. Podríamos pensar que el matar nazis ya hace de este un título que lo pondría a la cabeza de algunas listas y sí pero no. Matar nazis, por bien que suene, no es lo mejor que hace este juego. Sorprendentemente uno de los muchos puntos destacables es su dirección narrativa. El ritmo es trepidante y jamás sentí la sensación cansarme de estar en este sitio o el otro, la historia, menos simple de lo que puede parecer al principio, deja entrever un minucioso estudio de los personajes que, por si fuera poco, rebosan personalidad por los cuatro costados. El hecho de poder tenerlo ahora portátil es un valor relativo, es cierto que personalmente me da mucho juego ya que paso poco tiempo en casa, pero la de Switch no es para nada la mejor versión, aunque en cualquier caso rinde sorprendentemente bien.

Alberto // @donniedarko01

slay the spire front

Miento. Lo mejor que he jugado ha sido Dark Soul (el remaster). Por no repetirme una vez más con los lugares comunes del souls, alabar su diseño, jefes, localizaciones, historia y demás prefiero pasar a otro juego. En realidad,  Dark Souls ya tiene quien le defienda por lo que prefiero volver al juego early access que me tiene loco y que juego a la par de que veo el mundial de Rusia.

En la reseña que le dediqué hace un tiempo dije de Slay the Spire que era un juego de cartas que sabía pillar lo mejor de los deckbuildings de mesa y convertirlo en un excelente entretenimiento con mucha profundidad estratégica en el que perderse horas y horas. Tiene algún que otro problema como una sensación de se está quemando conforme uno más juega. El alivio caso viene, en todo caso, cuando ve cómo cada semana el contenido se expande, añaden un personaje o puedes complicarte el juego a tu gusto con las semillas. Sigue siendo mejor jugarlo en inglés porque el wording en español a veces confunde (de hecho hay cartas que fueron errateadas y el texto cambió pero que en español permanece el antiguo).

Mi juego de cartas favorito.

 

Kitsune//@Kitttsune

resident evil 2 junio

Me he tirado prácticamente todo este mes jugando a cosas de temática terrorífica. Empezando por Vampyr y sus vampiros tristones, pasando por Cultist Simulator y su horda de sectarios y acabando por Hollow Knight, que no es exactamente de miedo, pero tiene esa atmósfera a medias entre lo adorable y lo siniestro.

Sin embargo, mi favorito ha sido Resident Evil 2, si, el de la primera PlayStation. A pesar de sus controles de tanque y sus gráficos súper poligonados, no se notan en absoluto los veinte años que tiene ya. Es un juego muy fresquito gracias a su trama ligera, su diseño de niveles a lo metroidvania, sorprendentemente intuitivo y la manera de crear tensión a partir de las cámaras fijas. Lo que más me ha gustado ha sido cómo el juego dosifica la información a través de las dos campañas dedicadas a sus protagonistas, además de reutilizar de forma muy ingeniosa el mismo espacio al cambiar de lugar las armas y las llaves.  Está tan bien pensado que se ha colado en mi lista de juegos favoritos de todos los tiempos.

Diego Rivera// @ocrivermusic

hollow knight antihype

Hacía mucho que no jugaba un metroidvania y desde que me compré la Switch me apetecía bastante jugar a uno. Entonces apareció Hollow Knight en la eShop de Nintendo y no podía dejarlo pasar.

Desde el momento en que acabo la descarga hasta hoy -dos semanas ya- he sido prácticamente incapaz de dejar de jugar. Por fin he sentido lo mismo que esos que alaban tanto a Dark Souls, la mezcla de frustración con ese sentimiento de “yo puedo, esta vez he estado a punto” es adictiva. Además de perderte por el enorme mapa del que hace gala el juego, ir encontrando nuevas zonas donde no puedes llegar porque te falta X poder, volver luego a esos sitios, conseguir amuletos para ir cada vez más cómodo con tu estilo de juego o cambiarlo por completo, el lore del título… A Hollow Knight se le nota mucho el mimo y las horas de testeo en todo lo que tiene.

La única pega que puedo sacarle, así a bote pronto, es que al final tienes muchísimo dinero y no tienes en que gastarlo, pero la sensación de ir con la bolsa hasta arriba de monedas cuando al principio te costaba comprar lo más barato del mercader, también mola.

Acerca de Non Abizenak

Yo sólo quería ser un pirata ¿Es mucho pedir?

Check Also

Moonlighter – Análisis

Cuando Troy Bolton (Zac Efron) vuelve a su vida cotidiana siendo el capitán del equipo ...

Deja un comentario