Millenials y furries Night in the Woods – Análisis

 

En una escena de A Ghost Story su protagonista, ahora convertido en un fantasma, mira por la ventana y descubre que el resto de casas también tienen fantasmas. Suena música terrorífica, pues al principio parecen una amenaza, pero se vuelve melancólica cuando el protagonista se da cuenta de que no es el único que está en esa situación. Es un momento bastante agobiante en el que el espectador se da cuenta de que todos esos fantasmas comparten el destino de permanecer como vestigio en su hogar, pero sin poder ser vistos ni escuchados. Permaneciendo anclados a algo que ya ha pasado.

Possum Springs, el pueblo en el que se ambienta Night in the Woods, también está lleno de fantasmas pero no de los de sábana agujereada. Algunos han tomado la forma de los edificios vacíos que en tiempos de mayor prosperidad económica albergaban comercios y restaurantes. Otros, más literales, aparecen en los sueños de Mae, la protagonista. Todos ellos tienen el mismo objetivo: ser un recuerdo constante del pasado que no permite seguir adelante.

Night in the woodsMae acaba de volver a casa de sus padres después de abandonar sus estudios en la universidad. Pronto descubre que mientras estaba fuera todos sus amigos han continuado con su vida, ahora tienen responsabilidades y ella se siente totalmente fuera de lugar. Poco a poco se retoma la rutina del pueblo, arregla su ordenador lleno de virus y retoma los ensayos con su grupo de música. Y, a pesar de todo, no consigue terminar de encajar. Aquí es donde entramos nosotros. Dentro de la rutina de Mae, que comienza cuando se despierta y termina cuando elige con cuál de sus amigos salir, tenemos varias opciones a la hora de afrontar el día. Podemos ir a dar los buenos días a su madre y luego hacerle una visita en la iglesia local, escuchar los poemas de Selmers, hablar con los vecinos o investigar por el pueblo en general. Esta investigación es uno de los puntos fuertes del juego, no sólo porque resulte divertido andar pegando botes por los postes de la luz y las cornisas de los edificios, sino porque Possum Springs está lleno de detallitos, recovecos y lugares por descubrir.

Night in the Woods coquetea y cambia a veces de género de videojuego, aunque inicialmente es una aventura gráfica en la que las principales actividades son conversar con los vecinos y explorar, a veces aparecen algunos minijuegos, un Guitar Hero en miniatura, o un roguelike en 2D completo con su final secreto y todo. Estas transiciones tienen bastante sentido dentro de la propia historia, dan un toque de frescura y su jugabilidad es lo bastante sólida como para que funcionan bastante bien por sí solos.

En el sentido artístico Night in the Woods también es una gozada. Su estética minimalista y estilizada rebosa carisma y personalidad. En todas sus escenas hay una armonía de colores dominante, generalmente los naranjas por ambientarse en otoño y ser el color de las hojas caídas, pero también encontramos azules en el subterráneo o el cementerio. La combinación entre formas simples y colores planos genera unas formas casi icónicas, aunque a pesar de su sencillez, hay una gran variedad de personajes y se distinguen perfectamente. La música no se queda atrás, con un gran número de temas que acompañan de forma perfecta a la situación, según ésta necesite ser acogedora, más rockera o fantasmagórica. En esta actualización, además, se incluyen dos de las demos jugables que se lanzaron antes de la salida del juego: Lost Constellation y Longest Night, que se desbloquean al terminarlo.

Sin embargo, donde el título destaca especialmente es en su guión, afilado, sarcástico, honesto o más triste según la situación. Sus personajes tienen una personalidad muy marcada y mucha química al relacionarse, es muy sencillo creer que son antiguos amigos que se han ido distanciando con el tiempo. Dentro de este grupo, podremos quedar con dos de los personajes: Bea y Gregg. Bea era la mejor amiga de Mae pero actualmente está atrapada en la tienda de su familia tras la muerte de su madre y siente algo de resquemor por Mae ya que ella sí tuvo la posibilidad de ir a la universidad. Gregg, por otro lado, es más alocado y divertido, quiere ahorrar para irse a otro pueblo con su novio Angus y, mientras tanto, organiza crímenes, construye robots y se pelea en el bosque a navajazos. Aunque, como no podía ser de otra forma, todo el peso narrativo cae en Mae, la gata es egoísta, bocazas y no tiene ni idea qué es lo que va a hacer ni qué es lo que quiere. A veces es incluso hasta frustrante, pero de forma totalmente intencionada, puesto que los problemas siempre se ven más fáciles desde la lejanía.night in the woods

Possum Springs recuerda en cierta forma a Twin Peaks, en ambos lugares ha habido una desaparición y una vez que husmeamos un poco descubrimos los trapos sucios. En el caso de Night in the Woods nos encontramos con un pueblo que se desangra sin que nadie pueda hacer nada por él. Los jóvenes se van a la ciudad y los que permanecen se quedan sin trabajo o teniendo que aceptar uno mediocre. A este ambiente depresivo se le une una capa paranormal cuando Mae es testigo de un secuestro y empieza a tener visiones y alucinaciones. Es en este punto cuando se abandona el costumbrismo, nos encontramos con un juego de misterio donde nos volvemos a encontrar con los fantasmas.

Night in the Woods es un juego triste y poco esperanzador. Entre sus muchas capas encontramos el humor irónico, la lucha de clases y unos animalitos antropomórficos que hablan con bocadillos de colorines. Esta amalgama, aparentemente sin sentido, resulta casi como un espejo para la generación millennial. Actualmente no tengo trabajo y las esperanzas de encontrar uno cada vez son más pequeñas. Me pasé este juego por primera vez durante su lanzamiento y me gustó bastante, pero esta segunda vez (en una de las peores etapas de mi vida) recorriendo las calles con Mae, lejos de deprimirme aún más, me sentó como un abrazo.night in the woods

 

Acerca de Kitsune

Me gusta el pan y Sebastian Castellanos.

Check Also

El Tetris de Caja Madrid Antihype 7×10: Tetris Effect, Battlefield V y Déraciné

¡Cómo va eso, gente! Volvemos, tras una semana de parón por los múltiples compromisos que ...

Deja un comentario