Dying Light Bad Blood – Primeras impresiones

dying light bad bloodEn los vídeos que publicamos sobre la Gamescom ya dijimos que aquello no era todo lo que teníamos ni lo que habíamos probado y aquí está la prueba de ello. Hemos podido probar la expansión que se publicará este mismo mes sobre el título que mezcla parkour y zombies, Dying Light y, para ser claros, la experiencia ha dejado un poco que desear.

PUBG y el posterior Fortnite han puesto sobre la mesa una tarta de la que, al parecer, -casi- todas las compañías esperan coger su trozo. Techland ha visto el pastel, sí, se ha arrimado a la mesa y con convicción ha cogido un trozo. Le ha quitado nata y le ha añadido mostaza y bueno, el resultado es… curioso.

Acercar Dying Light al Battle Royale es, seguramente, la decisión más fácil que desde el estudio han podido tomar. La historia ya está escrita; tenemos un Apocalipsis zombie, recursos limitados y áreas infestadas de muertos vivientes por las que, aquellos que vivan, querrán pelear. Sí, sí y sí, todo cuadra hasta que te pones a jugar. 

Dying Light Bad Blood nos suelta en un punto aleatorio del mapa sin armas y sin botiquines pero con unos cuantos puntos marcados en el minimapa. Estos puntos nos indican dónde se encuentran las muestras de sangre que, al tenerlas en nuestro poder, nos harán subir de nivel, lo que nos recuperará y aumentará la vida y hará de nuestros golpes algo más contundente. Estas localizaciones serán a su vez los puntos calientes en los que aumentará la posibilidad de encontrarte no sólo con alguno de los otros doce jugadores que se encuentren en tu partida sino de enfrentarte a una buena orda de no muertos, con lo que siempre es conveniente armarse antes de salir de expedición. 

dying light bad bloodEl combate seguirá siendo el mismo que en el juego base aunque con limitaciones en cuanto a las armas. En este modo no encontraremos con tanta facilidad pistolas, rifles o arcos, y mucho menos munición para estas, lo que implica que el combate cuerpo a cuerpo gana importancia. Una lástima que las armas melée no se sientan especialmente bien al controlarlas.

Por suerte, lo que sí se sigue sintiendo bien es el movimiento, que junto al diseño de niveles hace una delicia correr, saltar subir a los edificios y saltarle encima a cualquiera que se ponga por delante para asestarle un golpe mortal.

Dying Light Bad blood estará disponible en algún momento en septiembre a modo de Early Access en Steam por un precio de 20€ y aunque la fecha de lanzamiento está por determinar, lo que sí sabemos es que será una expansión independiente gratuita, por lo que no hará falta Dying Light para disfrutar de este título.

Acerca de Non Abizenak

Yo sólo quería ser un pirata ¿Es mucho pedir?

Check Also

Antihype 5x00 Especial Gamescom 2016

Podcast de pretemporada Antihype 5×00 Especial Gamescom 2016

Hola amigos! Hemos vuelto con este especial Gamescom 2016!! Y es que, pese al caloret ...

Deja un comentario