Hace calor, los chicos se enamoraaaan.... La nomina de mayo

la nóminaAcaba el mes y nos volvemos a juntar para contaros qué es lo que más nos ha gustado. Como siempre decimos, en esta lista no están solo las novedades sino lo que cada uno consideramos que ha sido lo que más nos ha gustado por un motivo u otro. Así que siempre queda la sorpresa.

Alberto  Murcia // @donniedarko01

God of War

Continuación o reboot el caso es que Santa Mónica firma uno de los mejores juegos del año dentro del género del blockbuster. Sigue la estela de The Last of Us en lo narrativo y las exigencias del combate tanto de los antiguos God of War como de Dark Souls (aunque, ¿quién no se mira ya en Dark Souls?). El cambio tanto de tono como de localización le ha sentado muy bien, incluso aunque si uno rasca un poco se percata enseguida de que hay trampa en el ambiente nórdico pues no deja de ser una reinterpretación yankie de los mitos sajones. Sea Asgard o Palm Beach los personajes se acercan más a las palizas de la UFC que la hybris de los dioses.

Sea como fuere, God of War es sublime y sabe funcionar en lo que debe: nos da momentos espectaculares, una narración intensa (pese a que casi todo se vea venir) y enfrentamientos (escasos pero contundentes) dignos de los dioses. Mucho macho y sensibilidad de todo a 100 pero bien escrita. Sin oposición razonable es lo mejor que ha pasado por mis manos en mayo. Un mes que, por otra parte, tampoco es que nos haya dado grandes alegrías.

Asgard vive, la lucha sigue.

Yago // @NonAbizenak

Super Mario Odyssey: buscaglobos.

Este mes he estado jugando a un montón de cosas, así que he dudado bastante sobre qué juego poner. Está Minit, ese juego minitmalista en el que tenemos únicamente un minutín para avanzar antes de caer muertos por la espada maldita que nos encontramos en la playa. Es bastante bueno, digno de estar aquí, pero os hablé de él hace muy poquito y me apetecía traer algo más fresco para la entrada del verano. También he estado jugando a Moonlighter, pero por el momento no he avanzado lo suficiente como para traerlo a este puesto, aunque para qué negarlo, el juego promete.

 

Todo este preámbulo es en realidad un texto vacío. El juego lo pone ahí arriba y lo habrás leído antes de estas palabras, estoy seguro de ello. Efectivamente quería traer Super Mario Odyssey, pero no el juego base al cual deberías haber jugado ya si tienes la Switch. No, ese juego ya es excelente y ya comentó Alberto el por qué. Lo que quiero destacar en particular es lo que añadió Nintendo en la actualización de hace unos meses: el buscaglobos. Este minijuego consiste en, esencialmente, esconder y buscar globos (oh, qué sorpresa). La gracia de esto es que, para los que consideramos en su momento que Super Mario fue un poco fácil, tenemos la oportunidad de explotar nuestras skills de progamer para encontrar estos artículos fiesteros en el menor tiempo posible. Al principio te encontrarás con algunos realmente simples, pero conforme subas niveles verás cómo los usuarios más experimentados habrán propuesto retos verdaderamente complejos en los que tus habilidades serán puestas a prueba. Habrá que rascar cada segundo, cada salto. Un poquito más alto, un poquito más lejos. Allá es donde queremos llegar.

 

Una vez más Nintendo deja el trabajo a los jugadores y, de nuevo, éstos no decepcionan, como se pudo ver en Super Mario Maker: en la comunidad se puede confiar.

Kitsune // @Kitttsune

God of War

La mitología es una de las cosas que más me gustan. Me encanta esa forma tan absoluta de sus narraciones, en las que se dan pocas expiaciones a los hechos fantásticos que suceden. God of War me sedujo por su envoltorio nórdico y brillante y debo decir que su estética de oro viejo lleno de musgo y elfos voladores es de las mejores que nos ha dado los videojuegos últimamente. Tantas ganas tenía de este juego que me ventilé varios libros de mitología nórdica y varios cómics de Thor y Loki para apaciguar un poquito el ansia hasta su salida.

A pesar de que gracias a su ritmo trepidante me tuvo pegada al mando durante la semana que tardé en pasármelo, God of War está demasiado vacío. Es muy evidente dónde han metido la tijera para la secuela, los personajes (salvo Atreus y Mimir) dan poco de sí y los escenarios pecan de ser pasillos con una o dos bifurcaciones para esconder cofres. Precisamente por venir empapada de los mitos, la trama me supo a poco, una historia tramposa, escasa y predecible. Y aun con todos estos defectos, reconozco que estoy deseando que llegue la siguiente entrega para seguir recorriendo los reinos de Yggdrasil, aunque sea con el aguafiestas de Kratos.

 

José Ángel Mateo // @razablan

Detroit: Become Human

No vengo a daros la turra otra vez con lo nuevo de David Cage, que de eso tenéis para parar un tren en el último podcast, pero sí que me gustaría convenceros de que le deis una oportunidad. No soy defensor de De Gruttola y mucho menos de los dos juegos anteriores a este relato de roboces. Sin embargo, veo en Detroit un título honesto y que manda más mensajes y que hace pensar mucho más que el 90% de triple A de la industria. Ahí ya hay un valor, ¿no?.

El árbol de decisiones que vemos al final de cada capítulo, mayor demostración de fuerza en cuanto a guión del juego, es también una pequeña piedra contra su tejado ya que gamifica que menos lo necesita de un juego al que se le acusa de no serlo, un argumento que pueden usar sus detractores. El tema es que es una herramienta que si se tiene en cuenta en sucesivas partidas añade alicientes y refuerza el árbol de decisiones más potente de la historia de Quantic Dream.

Porque además, es uno de los juegos con mejor ritmo de los últimos años. Las ocho o diez horas que te puede llevar terminar esta aventura tienen en estos árboles de decisión un aliado. Es posible que esos miniparones sirvan para pensar en los temas tratados, ya sea con la sutileza de elefante de Cage u otros detalles mejor dibujados de lo usual en la desarrolladora.

Me voy por las ramas, mil perdones. En resumen, Detroit: Become Human es una de esas obras culturales, pero no tantos videojuegos, que tienen muchas capas y que en casi todas ellas funciona como un tiro. No hay muchos juegos triple A que cuenten contigo para aumentar su vida útil una vez terminado, más allá de el “qué le pasará a este personaje” o “necesito una secuela”. No entra de lleno en multitud de temas, pero lo hace lo suficiente como para que una persona con ciertas sensibilidades se pare un minuto a pensar, algo que en estos tiempos solo parece poder hacerse con hilos de twits.

 

 

Acerca de Alberto Murcia

Doctor en Humanidades por la Universidad Carlos III y tecnófilo. Dedico parte de mi tiempo a escribir sobre videojuegos en esta casa tan acogedora. También colaboro en El Estado Mental, Irispress, Zehngames, Deus Ex Machina y Anaitgames

Check Also

la nómina front

Es el mercado, amigo La nómina de junio

Este mes hemos tenido problemas con los proveedores, gastos inesperados, clientes que no pagan hasta última ...

Deja un comentario