La vieja guardia Blackguards 2 – Análisis

BLACKGUARDS 2 HEADER ANTIHYPE

A los que sean habituales de los juegos de rol de mesa probablemente les suene The Dark Eye (en alemán Das Schwarze Auge), juego de rol clásico,inspirando en Dungeon & Dragons pero que utiliza sus propias reglas, razas y mundos. Ya en el mundo de los videojuegos, a más de uno le sonará Drakensang, una serie de títulos inspirados también en The Dark Eye, desarrollados por Radon Labs y distribuídos en nuestro país por FX Interactive a precio económico que apostaba por una jugabilidad clásica de RPG de point and click al más puro estilo Baldur’s Gate, aunque sin rozar ese nivel de excelencia lógicamente.

Pues bien, aprovechando la licencia del juego de mesa, esta vez Daedalic Entertainment vuelve a la carga con Blackguards 2. Un RPG de estrategia por turnos en el que nos moveremos por un escenario dividido en casillas o baldosas que delimitarán nuestros movimientos por el mismo, donde también tendrán lugar los combates. Así la jugabilidad mezcla momentos de exploración por el mapeado buscando cofres, pistas o activando palancas para seguir avanzando por el mismo, con encuentros contra diferentes enemigos y criaturas de lo más variopinto.

La historia tampoco es nada del otro jueves, encarnaremos a la princesa Cassia, que habiendo sido encarcelada por un delito que no había cometido (como el Equipo A) pasará unos cuantos añitos a la sombra hasta fugarse de la prisión en la que se encontraba recluída. Este periplo carcelero de Cassia la va transformando y carcomiendo por dentro, al mismo tiempo que nos sirve a nosotros para irnos haciendo con las diferentes mecánicas y posibilidades de Blackguards 2 en forma de tutorial camuflado.

blackguards 2 screenshot antihype 3

Sin entrar demasiado en la historia para evitar spoilers, os diremos que la aventura no es precisamente El Señor de los Anillos. Más bien, nos vamos a encontrar con un típico guión de protagonista con sed de venganza, que en su aventura se topará con diferentes personajes con menos carisma que la mascota de una Eurocopa, y que nos acompañarán uniéndose a nuestro particular ojo por ojo, pasando a estar también bajo nuestro control, teniendo que gestionar su inventario, árbol de habilidades,etc, además del nuestro.

BLACKGUARDS 2 ARTWORK ANTIHYPEEn el terreno de las novedades no hay mucho que rascar. Quizás la más visible y criticada sea la de no poder crear nuestro propio personaje a través de un editor. Entiendo que esta decisión se haya tomado para darle profundidad al personaje principal, el problema es que no se consigue, y constantemente echaremos de menos a los personajes que todos creamos y con los que nos solemos identificar, como la pícara guerrera modelo de Victoria Secret o el bárbaro con cresta neo-punk que escucha a Mocedades.

Asimismo, se ha añadido la posibilidad de contratar mercenarios en nuestro grupo, con diferentes clases (arquero, guerrero, etc) para que hagan de carne de cañon se unan a la batalla.

En el campo jugable Blackguards 2 está cargado de standards y canones que se cumplen dentro del género, no resultando en absoluto un mal título, pero que sin embargo encuentra su gran enemigo en su sistema de juego. En un género como es el RPG de estrategia clásico en el que el ritmo de juego es más pausado que una partida de ajedrez entre dos perezosos, Blackguards 2 destaca y no para bien.

El apostar por un movimiento por casillas del escenario para la parte de exploración, en lugar de  apostar por el point and click clásico hace que perdamos interés en recorrer los mapeados en busca de tesoros escondidos pues resulta demasiado tedioso. Es cierto, sin embargo, que constantemente convergen la parte de exploración y los combates, incluso puede darse el caso que unos personajes estén luchando mientras otro recorre la mazmorra de turno buscando una palanca para bajar un puente levadizo que les permita avanzar. De la misma manera, tampoco gusta el hecho de que el loot (botín que encontremos) tenga lugar al concluir las mazmorras, pues no podremos equiparnos ese hacha con llamas nivel 69 tan chulo que acabamos de agenciarnos hasta finalizar el nivel.

Tampoco se libran los combates, probablemente el problema más gordo que arrastra Blackguards 2. Dejando de lado su nivel de exigencia, la falta total de ritmo, limitándonos a una acción por cada turno de personaje, hace que incluso los enfrentamientos contra enemigos “masilla” de los Power Rangers terminen resultando interminables y cansinos. Esto unido a la falta de epicidad de los mismos nos hará bostezar y añorar con los ojos llorosos los combates por turnos tan bien llevados de títulos como X-Com o el reciente Wasteland 2, donde el simple enfrentamiento contra un geranio radioactivo resulta divertido y épico a la vez que brillante.

Entrando en el aspecto gráfico, tampoco está la cosa para tirar cohetes. Cierto es que Blackguards 2 no se ve nada mal, y aunque todo es cuestión de gustos, sus escenarios se nos antojan sin alma, artísticamente pobres, que no transmiten nada, aunque al menos resultan variados, dentro de lo posible. Igualmente deficitario es el apartado sonoro, pues a unos simplemente correctos efectos de sonido, hay que sumar una banda sonora nada relevante que podría sonar perfectamente en el Bershka o Pull & Bear medieval fantástico de turno. Ni rastro de epicidad.

blackguards 2 screenshot antihype

En conclusión, no podemos hablar de que Blackguards 2 sea un mal título, ni mucho menos, pero tampoco mucho más. Lo cierto es que no pasa de ser un título correcto dentro del género RPG estratégico por turnos, destinado principalmente a los habituales de esta ardua y reconfortante disciplina, los cuales serán los que puedan perdonarle muchas de sus simplezas y carencias para hacerse con él y ser capaces de disfrutar las numerosas horas de juego que ofrece.

Para el resto de jugadores, hablamos de un título sencillo, sin aspiraciones de revolucionar,  más conservador que Javier Clemente ganando 0-1 fuera de casa en el minuto 82 de partido.En suma, y sin llegar a caer en la mediocridad, Blackguards 2 es un juego poco inspirado que navega en aguas peligrosas. En ese Triángulo de las Bermudas videojueguil del “¿qué hago yo jugando a esto puediendo estar jugando a otra cosa?”

BLACKGUARDS 2 ART ANTIHYPE

Acerca de Miguel Galván

En mi última borrachera me atropelló un coche y me dí a la fuga. Pcero incondicional, Seguero de corazón y amante de lo retro. Soy el Final Boss de Chicocartera cuando se pone pesado con tanto indie.

Check Also

Pergarle un tiro H1Z1 – Battle Royal

De las películas en las que se trata el tema del Battle Royal, en mayor ...

Deja un comentario