Sota, caballo y rey. Nuestros juegos de… cartas

Nuestros juegos de...cartasHemos llegado a mediados de mes y eso significa una cosa: vuelven nuestros juegos de… ¿Y qué traemos hoy? Con el anuncio del nuevo juego de Valve, la conversión juego de cartas de Dota bajo el nombre de Artifact. Uno puede pensar que el intento de meter un juego de cartas en el mercado de los videojuegos por parte de Valve llega demasiado tarde: con Heartstone siendo el rey de la mesa Artifact puede acabar como el (fugaz) duelo Lawbreakers vs. Overwatch. Pero a Valve, a diferencia del esfuerzo notable de Bleszinski, le sobra el dinero para poner en nómina a Richard Garfield, creador del juego de cartas por excelencia Magic: The Gathering. Si vas a hacer un juego de cartas contrata al maestro.

Mientras esperamos que salga al mercado (o nos caiga una beta por ser buenas personas) nos hemos preguntado, ¿qué juegos de cartas son nuestros preferidos? En esta lista no sólo están juegos exclusivamente de cartas, sino que hay algún título en el que el éste se encuentra a modo de mini-juego, como sucede con el póker en Fallout.

 

Yago // @NonAbizenak

Gwent – The Witcher 3

Es un hecho que nunca he llegado a avanzar en el juego del brujo. No tanto porque no me interesara la historia sino porque, al menos en mi opinión, la jugabilidad me parece una barrera prácticamente infranqueable. Esto no quiere decir que nunca lo haya jugado o que lo dejara tras una hora de partida. Si hay una razón por la que de vez en cuando vuelvo a los mundos del brujero es Gwent. No voy a pararme a explicar sus reglas, no creo que sea el momento. Lo que sí que mencionaré es que Gwent cuenta con mecánicas y jugabilidad suficientes para ser un juego propio. Un juego real. Tanto es así que si compraste las expansiones físicas, lo más seguro es que te encontraras la maravillosa sorpresa de obtener también dos mazos de Gwent, haciéndolo perfectamente jugable de manera convencional. Además, viendo el éxito que supuso dentro del título y aprovechando el tirón con el que cuentan otros, CD Project se encuentra inmerso en el desarrollo del juego por separado. Debería salir este mismo año, pero no le va a faltar competencia, eso lo tenemos claro.

Gwent

 

Alberto Murcia // @donniedarko01

Slay the Spire

La tentación de colocar a Gwent como mi juego favorito de este formato es muy fuerte. Sin embargo me decanto por Slay the Spire porque, qué demonios, a Gwent ya tiene quién le defienda y, además, este independiente tomó el formato de roguelike para desarrollar un juego de construcción de mazos sin vertiente competitiva de manera muy eficiente.

Si soy honesto siempre he preferido los juegos de cartas en formato físico. El barajar el mazo antes de una partida, darlo a cortar y robar la mano inicial tiene algo liturgia de la más elevada. Un acto que convierte el enfrentamiento entre dos personas con un grupo de cartones llenos de dibujos y letras en una experiencia épica.

Slay the Spire está lejísimos de la grandeza de los juegos de mesa que me han hecho perder el tiempo como androide:Netrunner, pero como juego de deckbuilding que está aún en early access apunta maneras excelentes. El referente de Slay the Spire es Dominion, el padre de los juegos de construcción de mazos. Conforme te enfrentas a monstruos que telegrafían su turno uno va ganando cartas con las que modificas las ventajas y defectos de tu mazo. Es interesante por la cantidad de pequeñas decisiones estratégicas que debes ir tomando tanto a corto como a largo plazo. Muy recomendable si buscas una alternativa a Hearthstone.slay the spire

 

Kitsune // @Kitttsune

Kingdom Hearts: Chain of Memories

Al igual que han dicho mis compañeros, a mi también se me vino a la cabeza el Gwent al hablar de juegos de cartas. Sin embargo, a pesar de lo famoso y lo popular que es, nunca aprendí a jugar. Hice el tutorial sin hacerle mucho caso y no volví a echar una partida. A la que, en cambio, eché muchísimas horas fue a la segunda entrega de la saga Kingdom Hearts.

Chain of Memories se aleja mucho de la idea que solemos tener de los videojuegos de cartas, al ser mucho más frenético y estar basado en la acción en tiempo real. El jugador se pone en la piel de un Sora hecho con pixel art y debe construirse un mazo en el que hay movimientos básicos de la llave espada, habilidades e invocaciones. Además, estas cartas (con forma de coronita) podían combinarse en grupos para lanzar ataques más potentes o reservarse para romper combos enemigos. Al ganar los combates se obtenían las cartas de mapa que nos permitían avanzar y acceder a distintas habitaciones.

A pesar de no ser un juego demasiado popular, Chain of Memories resulta ser un título muy sólido por su jugabilidad compleja y satisfactoria y una estética con unas animaciones y sprites cuidadísimos. Por si fuera poco, al pasarnos el juego con Sora se desbloqueaba la historia de Riku. Actualmente, Chain of Memories cuenta con un remake en 3D disponible para PS3 y PS4 pero no se acerca ni de lejos al carisma de la entrega de Game Boy Advance.

kingdom hearts

 

Javier // @EUWW0LL3N

Dragon Ball: Dokkan Battle

Dokkan Battle es un álbum interactivo. Cartas coleccionables con reverso, estadísticas, e información que alimenta el gusto por la posesión de algo único. Arraiga profundamente en esas colecciones de cromos que a día de hoy perduran de forma vestigial en los kioskos más cercanos, y cobran vida en nuestras consolas, dispositivos móviles.

Pero es una apreciación añeja e incluso nostálgica por estas colecciones cuya esencia es la actualización 5.3 de lo que nosotros conocimos como infancia. Sin embargo es una balanza desequilibrada a favor de una única baza: la probabilidad.

Es el factor determinante que construye el vicio y la afición por el coleccionismo. Es incluso la cualidad por la que muchas veces el propio juego prostituye cualquier cabida para mejoras técnicas, conexión, intercambio entre amigos a cambio de estética. Sabe que la mayoría de sus ingresos residen en los micropagos incluidos.  Es una conciencia que acaba sacrificando la experiencia jugable por la de la incertidumbre. Un riesgo por el que pagar no solo con la moneda de la adrenalina por conseguir ese personaje tan ansiado sino con sumas de dinero real que resultan desorbitadas.

Hearthstone tiene sus precompras, sobres, y muchos juegos de cartas actualmente cuentan con una moneda de cambio que enlaza directamente con nuestra cartera. Hasta qué punto necesita continuar nutriéndose un juego de esos micropagos para seguir construyendo experiencia. Cuándo un jugador que ha invertido una considerable cantidad de dinero debería tener licencia en el juego para dejar de hacerlo. Estaríamos definiendo privilegios entre los que pagan y los jugadores free to play, aunque el verdadero mal es que muchos de estos juegos no saben recompensar la fidelidad y longevidad en los mismos. La generalizan, todos somos iguales con ligeras excepciones radicadas en los sistemas de login diarios. Y es que hemos pasado de almacenar estos preciados tesoros en álbumes cuidados, para darles cabida en nuestra cartera.dokkan battle

Acerca de Non Abizenak

Yo sólo quería ser un pirata ¿Es mucho pedir?

Check Also

la nómina front

Es el mercado, amigo La nómina de junio

Este mes hemos tenido problemas con los proveedores, gastos inesperados, clientes que no pagan hasta última ...

Deja un comentario