Muerte entre las flores Deathgarden – Primeras Impresiones

deathgarden
Estas impresiones son de la Close Alpha de mayo del 2018.

Las distopías contemporáneas destinadas a ese sector de público que han decidido llamar young adult(¿?) difieren considerablemente de las clásicas distopías que han marcaron el canon del género en el siglo XX. Si uno compara El corredor del laberinto, Divergente o Los Juegos del hambre verá que poco tiene que ver estas novelas con 1984, La naranja mecánica, Farenheit 451 o Un mundo feliz.

Los tiempos cambian y los héroes también. Mientras que la idea de individuos que se oponen al régimen distópico (por lo general autoritario) se mantiene el fondo sobre cómo estudiar la deriva a la que se encaminaba nuestro mundo se ha diluido bastante. Así como en las novelas del siglo xx el héroes estaba condenado al fracaso las del siglo xxi plantean una solución aceptable y triunfante. También hay que cuidarse de esto último: al final el que vence es el individuo y es la sociedad la que se beneficia, un clásico del pensamiento liberal.

Todas las novelas del siglo xx tienen una vigencia contemporánea sobre los tejemanejes del poder que ninguno de los cuentos young adultha logrado imitar. En defensa de estos últimos cabe decir que la manera en la que abordan la lucha contra el poder malvado que los oprime sí que han servido como acicate para el pensamiento revolucionario juvenil, al menos en cierta medida. En algún que otro artículo de la prensa internacional se ha podido leer cómo Los juegos del hambre han inspirado levantamientos populares encabezados por jóvenes en países de Oriente próximo. Tampoco hay que exagerar pero estas novelas han sabido conectar con el público adolescente gracias a trabajarse los tópicos de ser contestatario con la autoridad y eso tiene su punto.

Con valor literario, social o cultural relevante o no por su contenido lo que sí parece que ha arraigado de estas novelas distópicas contemporáneas ha sido su estética o ciertas situaciones que nos plantean. Sus imágenes han pasado de ser la representación de una pesadilla distópica a un asunto de consumo de masas que abrazamos con normalidad. Que se haya revitalizado el género del Battle Royal es culpa de PUBG, sí, pero también de Los Juegos del hambre; así como en PUBG esto se percibe menos esto dado su carácter “realista”, Fortnite, con su look cartoonish, es mucho más Sinsajo que su colega de competición.

deathgardenOtro de los elementos que se rescatan de estas novelas young adultes el de que el poder nos obliga a competir (jugar) en deportes para la diversión de las masas. Que haya o no algo más detrás (como el asunto de la superioridad de un distrito sobre otro en Los Juegos del hambre) resulta del todo irrelevante para el análisis porque si pelamos la mandarina debajo de la piel queda el pan y circo de los romanos. No es muy difícil ver que los videojuegos eran los que más fáciles tenían el poder copiar la estética y el sentido de deporte de estas distopías. Deathgarden, el trabajo de Behavoir Games, aún en un desarrollo muy temprano, es deudor tanto de la estética de Los Juegos del hambre como la del deporte mortal para divertir a no se sabe quién. ¿Los dioses de Twitch, tal vez?

Behavoir Games son los autores de Dead by Daylight, un juego asimétrico de 4vs1 en la que cuatro supervivientes deben escapar de un reciento cerrado donde un asesino como el de las películas de slashers les busca para sacrificarlos a una deidad malévola. En Death by Daylight ya había algo de los Juegos del hambre y de esto que comento de la idea de deporte mortal como diversión. Dead by Daylight se llevó unas críticas bastante negativas en el peor de los casos y tibias en el mejor. Sin embargo, Dead by Daylight es un ejemplo de cómo la prisa de la critica de videojuegos ha dejado pasar la oportunidad de valorar adecuadamente un producto que ha ido creciendo con el tiempo.

Pese a que se le podía comparar con el difunto Evolve, el resultado final de Dead by Daylight deja de fondo un excelente diseño tanto en la parte cooperativa como en las habilidades de los asesinos. Uno de estos, un psiquiatra de manual de película de asesinos de adolescentes que está más colgado que sus pacientes, tiene una habilidad que te vuelve loco; la manera que tiene el juego de representarlo es produciéndote alucinaciones en las que ves cosas en pantalla que no están. Esos detalles son los que hacen que Dead by Daylight sea mejor juego, aunque solo sea a nivel de diseño, que muchos otros bombazos de la actualidad. El que sea en cierta medida un “deporte” de caza de un jugador contra otros cuatro ha cuajado bien en Twitch y es uno de esos juegos que sin mucho ruido tiene entre 7000 y 10.000 espectadores a cualquier hora.

deathgardenDeathgarden sigue la estela de Dead by Daylight. En el tráiler los de Behavoir dejaron caer que, incluso, comparten universo y espíritu aunque la manera de presentarlo sea diferente. Deathgarden es un giro muy elegante a Dead by Daylight que está mostrando músculo desde el primer minuto. Así como Dead by Daylight le costó casi un año ponerse en el nivel del buen juego que es ahora (pese a ser muy grind-to-win, detalles que le empequeñecen) Deathgarden es un juego sólido y divertido en su fase alpha. Una promesa potentísima en un nicho (el semi-cooperativo) que no ha acabado nunca de cuajar adecuadamente en los  videojuegos.

En Deathgarden rizan el rizo de su anterior trabajo y se trata de un 5 runners contra 1 cazador. Mientras que los 5 runners deben activar 2 de 3 balizas para escapar el cazador debe matar a 3 de estos runners. Una premisa simple pero que tal y como se cruzan habilidades y estrategia lo convierte en un juego profundo más allá de las apariencias. Los cazadores tiene habilidades de pakour (por decir algo porque a cualquier cosa se le llama pakour) un arco y ven en juego en tercera persona lo que les da mayor amplitud de visión. El Cazador lleva trucos en la manga como velocidad extra, minas o torretas de vigilancia y ve el juego como un FPS clásico.

Deathgarden trata de ser un juego de faroleo en un entorno de gato contra el ratón en menor medida que uno de habilidad, aunque esta sea necesaria tanto para los runners como para el cazador. Los primeros pueden ir mejorando sus arcos durante la partida con flechas curativas o que ralenticen al cazador. Cómo los jugadores gestionan los recursos de mejora forma parte de la estrategia general del juego. El cazador es más rápido, lleva armas de fuego y no puede morir; pero también tiene que gestionar cómo ir mejorando sus armas durante el encuentro. Al igual que en Dead by Daylight la prisa es un elemento fundamental porque los runners tratarán de hacerte perder el tiempo mientras que el cazador debe ser lo más ágil posible para matarlos caza antes de que escape.

Daos cuenta de que equilibrar un 5 contra 1 es tener que darle muchísimo poder al cazador y es un trabajo de diseño finísimo. Esta Alpha, entre otras cosas, les sirve para ir viendo si está funcionando. De momento sí, funciona de maravilla. Es cierto que los proplayers(que es a los que en realidad van destinadas estas pruebas) han encontrado desequilibrios en el fusil de sniper del Cazador y, en general, un buen cazador tiene más posibilidades de ganar a los runners. En mi caso, después de dos partidas hasta pillarle el truco al cazador fui ganándolas todas. También es cierto que es un juego complicado y los 5 jugadores deben entender cómo coordinarse; cuando lo hacen bien notas que el juego está bien pensado y que lo más difícil (que sea divertido y “justo”) está conseguido. En todos los casos las partidas han sido rápidas y emocionantes. En ese sentido es mucho más ágil que Dead by Daylight porque el tempo de cada uno exige cosas diferentes: si en Dead by Daylight se premia el sigilo, en Deathgarden lo que prima es una buena elección de mejoras y la velocidad de pensamiento.

Deathgarden, en caso de que no se tuerza su desarrollo, coloca a Behavoir en la posición de ser los reyes de los juegos asimétricos multijugador. Este cruce entre Los Juegos del hambre y la recreación de los mecanismos de Dead by Daylight les está quedando muy bien. Esta alpha tiene aspecto de ser la primera de muchas por lo que si estáis interesados podéis apuntaros en la web oficial del juego.deathgarden

Acerca de Alberto Murcia

Doctor en Humanidades por la Universidad Carlos III y tecnófilo. Dedico parte de mi tiempo a escribir sobre videojuegos en esta casa tan acogedora. También colaboro en El Estado Mental, Irispress, Zehngames, Deus Ex Machina y Anaitgames

Check Also

Cartel presencial podcast Antihype

Volvemos al Meltdown Antihype IIIIIIxBEBER: Presencial With a Vengeance

El momento más esperado del año tras la moción de censura del PSOE y la ...

Deja un comentario