Esto es para ti, Dandara. Dandara – Análisis

Encab Dandara antihype“El mundo de Salt se encuentra al borde del colapso. Los ciudadanos, que en el pasado eran espíritus libres, están ahora oprimidos y aislados. Pero no todo está perdido, pues de este cúmulo de terror nace una heroína, un rayo de esperanza. Su nombre es Dandara.” Esto es la historia de Dandará, según podemos leer en la tienda de  Nintendo sobre Dandara. Desde e inicio te dice que es un título sobre la opresión y, en cierta marida, sobre el aislamiento.

La historia está inspirada en la vida de Dandara, una mujer que ayudó a crear estrategias para proteger Quilombo dos Palmares de la esclavitud en el siglo XVII. Se destaca de ella sus intereses en la pelea, la caza y la agricultura. Está considerada una heroína en Brasil. Su pasado, como el de todos los héroes nacionales, está envuelto en cierto misterio y se desconoce si nació en Brasil o era una de las esclavas traídas desde África. En cualquier caso, el estudio brasileño Long Hat House ha hecho este juego para ella. Dandara Antihype

A pesar de su fuerte historia, probablemente por ser mujer (y nada menos que la esposa de Zumbi) -ya sabemos que son unas personas a las que se les invisibilidad constante y conscientemente en la historia clásica y contemporánea- se desconoce prácticamente todo sobre ella, quizá por esta razón esa sea la parte con menos peso dentro del título. La base, donde se asienta este metroidvania, es en su particular jugabilidad.

Dandara

Dandara se olvida del clásico scroll lateral de izquierda a derecha donde puedes explorar “libremente” el mapa corriendo de un lado a otro y disparando a todo lo que se te ponga por
delante y apuesta por una movilidad más limitada. Dandara no corre. Dandara sólo salta. Y no, no salta como estás imaginando, haciendo uso de la gravedad tal y como la conocemos. El mundo ha sido sumido en el caos, por lo que el avance lineal se quedó en el pasado; ahora para desplazarte tendrás que saltar de pared a pared, siendo imposible caer dos veces seguidas en el mismo plano.

Este cambio podría parecer una barrera difícil de flanquear, pero en pocos minutos te acostumbrarás y verás a Dandara “correr” zigzagueante por los escenarios, de lado a lado disparando a los  enemigos que se te pongan en el camino. Pero amigo, el juego no ha hecho más que comenzar.

Con este particular movimiento, consigue que avanzar o llegar del punto A al punto B sea de por sí un reto. El diseño de niveles está muy bien planteado en ese sentido, y basas toda su arquitectura en eso. En ocasiones los enfrentamientos se quedan un poco cojos, en especial la lucha contra los masillas. A veces te verás obligado a morir al verte rodeado y aparentemente sin escapatoria. Lo que lo mejor que puedes hacer es planificar y gestionar a los bichines. El ensayo y error está ahí, es una opción, por supuesto, pero en cuando estés lejos del refugio más te vale andarte con mil ojos. Si mueres, pierdes las almas la sal. Y si pierdes la sal no podrás potenciar tus habilidades. Por su parte, los bosses son otro cantar, ya que cuentan con espacios propios y pensados solo para ellos.Dandara Bison Antihype

Como cualquier metroidvania podremos tomar diversos caminos, muchos de ellos bloqueados o aparentemente inaccesibles, por lo que tendremos que buscarnos la vida para avanzar y lo que es más importante, orientarnos. Dandara cuenta con un mapa pero dicho elemento siempre lo veremos desde la misma posición y uno tiene que recordar que no hay gravedad por lo que arriba y abajo son conceptos con los que Dandara no trabaja y tenemos que pensar que el escenario rota según nuestra posición. A veces es algo confuso conseguir llegar hasta donde uno quiere ir pero así es el caos, amigos. Para desbloquear los caminos tendremos que hablar con una serie de personajes repartidos por el mundo, cada uno de ellos estará encerrado en una habitación donde debemos superar sus retos para liberarlos. Así es como romperemos las cadenas para soltar a las artes que simbolizan cada uno de estos personajes, como la música o la literatura. La cultura nos hará libres, o al menos nos ayudará a serlo: el mensaje es bastante obvio.

Como no podría ser de otra manera en un título de este genero, además de estos bloqueos narrativos, también hay barreras estructurales y muros. Para lograr superarlos tendremos que conseguir acceder y encontrar a través de puzzles (algunos muy bien planteados) diversos cofres que nos facilitarán el viaje. Encontraremos power-ups, armas y artilugios que nos facilitarán la tarea. En ocasiones algunos de estos objetos (que podrás utilizar durante todo el camino) son bastante opacos sobre cómo funcionan,  y puede resultar frustraste comprender cuál es su utilidad en tal o cual reto.

Dandara es difícil de valorar, con un aporte al género lo suficientemente diferente como para desmarcarse de otros títulos de características similares pero con una progresión que en ocasiones le hace un flaco favor al propio juego, además de una historia que queda, como mucho, en anecdótica. Un título divertido, ágil. Un juego bastante salado.

Acerca de Non Abizenak

Yo sólo quería ser un pirata ¿Es mucho pedir?

Check Also

Hoy: Indiana Jones y la Máquina Infernal, el juego de Aventuras definitivo. Juegos que nos marcaron

Todo tiene un origen. Batman la muerte de sus padres, Spiderman la picadura de una ...

Deja un comentario