Estoy muy mayor para esta m***** Plants vs. Zombies: Garden Warfare 2 – Primeras impresiones

platas vs Zombies GW 2 portada antihype

Primeras impresiones de la beta de Plants vs. Zombies: Garden Warfare 2

Cuando en el 1999 fui al cine a ver Tarzán, esa versión de Disney en la que Phil Collins se atrevió a cantar en castellano todos los temas de la película, tuve la sensación de que no me enteraba de nada. No se trata de que no siguiera la historia, que es bien simple, sino que la orgía de colores, formas y movimiento me impedía entender lo estaba pasando cuando comenzaba la acción. Diecisiete años después la veo con total fluidez y sentido. Debe ser que mi aparato cognitivo se adaptó al nuevo mundo de información y estímulo constante que es la realidad contemporánea, con lo que ahora soy capaz de leer el film sin la dificultad que me produjo en su estreno. Prefiero pensar así a creer que sufría algún tipo de deficiencia fruto de mi edad –¡acababa de llegar a los veinte años!

platas vs Zombies GW 2 antihype 1Pensé “¿cómo van los niños a entender esto con tanta velocidad?” Si la cognición (esto es, procesar los inputs de la percepción, dicho mal y rápido) se “entrena” acaba por adaptarse a la velocidad de entrada, con ciertos límites, claro. Además, los niños, al nacer en un mundo donde esa es la velocidad de estímulo, tienen mayor facilidad para leer qué sucede al exponerse a un input determinado. Después de echarle unas horas a la beta de Plants vs. Zombies: Garden Warfare 2, no sé ya si el problema es de adaptación cognitiva,  de diseño del juego, o peor, que “ya estoy muy viejo para estas m******” (que decía Murtaugh en Arma Letal): el caos de colores, formas, sonidos y velocidad dice “esto es una rave enloquecida y no un título para todas las edades”.

De nuevo las desarrolladoras, en este caso PopCap, nos permiten jugar una demo diciendo que es una beta. Nos venden inclusividad, que somos partícipes del desarrollo de un producto, cuando ya está todo atado y bien atado. Si acaso le puede servir a la desarrolladora para cruzar metadatos y predecir futuros comportamientos. Es más un estudio de mercado que pedirnos opinión a los jugadores. También les sirve para que los medios reseñen el producto antes de que salga: es un arma de doble filo pero que bien utilizada conseguirá agitar el hype y que esto se trasforme en pingües beneficios de salida, que es lo que interesa. En cualquier caso, hemos podido jugar a una parte del Plants vs. Zombies: Garden Warfare 2 por tiempo limitado antes de su estreno en febrero. Pocas cosas pero reseñables: Varios mapas y modos del multijugador competitivo (que van rotando), los personajes iniciales tanto de las plantas como de los zombies (que han aumentado en número y variedad), y explorar una parte del modo jardín. La valoración general es positiva, pero este juego no es mi taza de té. La sensación de pulpo en un garaje multijugador no me la he podido quitar de encima ni un momento.

El diseño de mapas es bueno, tanto como su forma de parodiar un Battlefield, aunque tiende a llevar a los jugadores siempre hasta una zona caótica de guerra donde todo se vuelve absolutamente desquiciante. A este caos no ayuda el exceso de explosiones, partículas y efectos diversos. Por no mencionar que aunque el HUD te indica dónde está tus compañeros y los rivales no es lo suficientemente claro como para saber qué se está haciendo. Si la objeción de alguien es que hay que echarle más horas para tener un control más preciso no le voy a discutir, pero demuestra que el juego no está pensando para que te diviertas un rato. Al menos esta parte de multijugador competitivo.

platas vs Zombies GW 2 antihype 2PopCap tira de todo el carisma del mundo de Plantas contra Zombis. Los diseños son muy agradables y simpáticos. En ese sentido es un acierto la gestualidad, movimientos, poderes y demás gadgets con los que nos encontramos. Me encantan las plantas y los zombies, como ya me gustaban en el tower defense  original. Destacan, además, los chistes y referencias a la saga que encontramos en el modo jardín, que es, precisamente, lo que puede que vaya a ser lo más destacable del juego.

Aunque se puede ver poco del modo jardín, nos presentan una especie de multijugador cooperativo y competitivo, que se puede solear, en el que se hay varios minijuegos, entre los que está el de asaltar el  jardín rival, ya seas planta o zombie. Incluso puedes cambiar sobre la marcha el bando, da un poco lo mismo. Otro de estos minijuegos consiste en una especie de toma la bandera en la que la máquina va soltando oleadas de enemigos. Es el modo en el que más entretenimiento he encontrado y donde el caos de inputs se organiza de forma más efectiva. Cada vez con más acierto el modo cooperativo encuentra nichos interesantes y que demuestran que no todo es formar un equipo para destrozar al rival, o que los videojuegos de este tipo solo sirven para el eSport del pro-gamer. En fin, que lo divertido sería, en este caso, que el juego sirva para unas risas fáciles con los amigos o una tarde con los niños (y mejor que no sufran epilepsia, no es broma). Como la Beta/demo está muy limitada en este modo, no se sabe aún cuánto nos puede ofrecer, pero parece, a todas luces, la mejor incorporación con respecto a la primera parte.

Sea como fuere, no me da la impresión que la vida útil del juego de para mucho tiempo: la relación inversión, tiempo, rejugabilidad y precio me temo que no va a salir muy rentable, y menos con tantos títulos en el mercado (por venir) que están tratando de llamar la atención con propuestas de horas y horas de juego. Si el creador de Braid anuncia que puedes jugar hasta 100 horas su The Witness (y que no sea una salida de tono, que puede serlo) vas a tener que distribuir tu tiempo; al menos si quieres tener una vida saludable que vaya más allá de los mundos de ficción. Plants vs. Zombies: Garden Warfare 2, no sería mi elección, aunque, aunque dadas sus muchas virtudes tampoco pretendo descartarlo de inmediato.

platas vs Zombies GW 2 antihype 3

Acerca de Alberto Murcia

Doctor en Humanidades por la Universidad Carlos III y tecnófilo. Dedico parte de mi tiempo a escribir sobre videojuegos en esta casa tan acogedora. También colaboro en El Estado Mental, Irispress, Zehngames, Deus Ex Machina y Anaitgames

Check Also

ESAT de Valencia, tienes la esencia Avance: Fuel Renegades y Beer ‘em up

Aunque ha sido el trabajo de los dineros (y los esports) el que me ha ...

Deja un comentario