Brack friday Bunduru Yakuza 5 – Análisis

 

YAKUZA-5-PORTADA-ANALISIS-ANTIHYPE

Debo de ser uno de esos pocos seres humanos a los que Japón no les fascina, o por lo menos no tanto como a los demás. Lo que pueden llegar a hacer tecnológicamente es impresionante, pero si entramos en pasamos a usos, costumbres y tradiciones me parece tan aburrido como cuando en mi pueblo todavía se lanzaba una cabra desde el campanario. Sin embargo, en bastantes ocasiones, y a poco que deciden tomarse en serio lo que estan contando, consiguen que preste atencion. En más de una ocasión me he sorprendido viendo alguna película de Kitano o Kurosawa, o incluso algún anime, que por norma general me parecen insufribles. Pero en el momento que consigo conectar con esa sensibilidad, que solo los habitantes de los territorios mas allá de rusia parece que tienen, me olvido de mis prejuicios y me cuelan lo que quieran, aunque sea sobre unicornios que hacen sushi.

YAKUZA-5-ANALISIS-ANTIHYPE-2Yakuza 5 tiene un poco de ambas cosas, la sensibilidad y las costumbres, porque  lo que pretende es crear un Japón virtual, reconocible, y que todo sucio gaijin pueda comprender para explicarse, en cierto sentido, cómo funciona su cultura. Consigue que sin darte cuenta te expliques cómo es la idiosincrasia de las empresas, los lazos de honor entre la gente, o en este caso la yakuza. Utiliza la táctica del jarabe dulce: sabes que estas tomando medicina pero no te importa porque no sabe a rayos. De esa manera un garrulo como yo no tengo el más mínimo problema en empaparme de todos esos matices y costumbres que, la verdad, me importan poco. Esto lo consigue una historia absorbente, personajes que funcionan, con  sentimientos y motivaciones, y que evolucionan a desde ellas.

El juego intenta ser un beat’em up de mundo abierto en el que lo que pretende es arrastrarnos a desolar japón a base de golpes. Aunque funciona mejor en su faceta de  visual novel, en la que somos testigos de la historia e intervenir en raras ocasiones  (y sin demasiadas consecuencias). No se le puede culpar de que sea algo malo: no se trata de que interpretes al personaje, pues Kazuma Kiryu es un personaje cerrado, con sus propias dudas e intereses al que se no nos permite influenciarle. Debemos aceptar que todas las decisiones quedan en su mano y plantearnos que simplemente somos un espectador que le lleva de un lugar a otro. Por decirlo de una manera muy simple, nos toca ser el taxista de Colateral (Michael Mann 2004). Durante la primera hora de película, estamos inmersos en una trama sobre la que poco podemos hacer, pero de la que en cierta manera somos partícipes por el simple hecho de estar ahi viendola como un testigo.

Se ha reciclado las mecánicas de los primeros títulos de PS2, aunque se siente todo más pulido y que funciona de una manera más eficiente. Pero es como si alguien hiciese una rueda de piedra de una manera excepcional, no va a superar ni resultar relevante existiendo mejores materiales y maneras de fabricarlas. Los menús son farragosos; los combates imprecisos y bastante simples; el movimiento por el escenario (que dicho de paso es extremadamente pequeño aunque lleno de mimo y detalles) es soporífero y lento. Pese a esto, no le falta ni imaginación ni ambición o recursos. Parece más bien una oda a lo que  significaba ser un segero: Bebe de muchos títulos de la compañía y funciona en cierta manera más como un homenaje a tantos juegos que se quedaron perdidos tras la muerte de Dreamcast. Mucha gente que añora los buenos tiempos donde jugar a Sonic no significaba deprimirse disfrutará cada parte de este título con añoranza y una pequeña sonrisa mientras busca todas las referencias que le están poniendo delante. Para el resto es un juego inusual, porque pensar en que hace solo 3 años se pudiera pensar que este tipo de estructura jugable sería válida nosYAKUZA-5-ANALISIS-ANTIHYPE-4 parecerá raro.

Pero no es un título para nosotros, pensemos en todos los títulos que salen a lo largo del año, si te comportas igual que el resto lo más seguro es que el público ni siquiera se fije en ti. Sin embargo, si buscas un target concreto y les das lo que piden, aunque al resto del mundo les parezca extraño, para ellos será un gran juego del que disfrutar, y por qué no intentar convencer al resto de que prueben suerte con él.

El apartado técnico es  algo que puede llegar a lastrar a Yakuza 5. En el momento que salió en japon no dudo que estuviese a la altura, y detalles como las caras, muy logradas y más expresivas de lo habitual son algo de lo que alardear, aunque este mimo se lleva solo a las cinemáticas. Se le nota muy por debajo de los últimos títulos de Ps3, y la salida de la nueva generación no le hace ningún bien. Está en ese punto incómodo de por su condición de juego más bien comercial, o con una distribuidora a su lado que lo apoyaba, no puede jugar la carta de lo independiente en el terreno técnico. Aunque por otro lado se le nota mimo a todo, ya que en sus relativamente pequeños escenarios rara vez nos toparemos con una tienda repetida, o algún asset copiado hasta la náusea. Los esfuerzos se notan que fueron a otro lugar, y antes que dedicar una carga de trabajo superior a unos pocos objetos o localizaciones, la idea era que todo funcionase a un nivel parecido. Y esto claro esta tomarlo con alfileres porque estamos hablando de un juego con un tiempo a sus espaldas.

Con todo Yakuza 5 es un título que se puede disfrutar, aunque haga 3 años y una generación desde su salida. Si estáis interesados os gustara sin dudarlo, más aún a todos a los que Sega os marcó la infancia, o  estéis enamorados de todo lo que venga de Japón, o sepáis apreciar una obra que no va dirigida a las masas, incluso para los que sientan curiosidad por esta cultura. Y a costa de vender menos y ser algo casi anecdótico en occidente, decide que todo lo que va a hacer será en consonancia con su idea principal, y todo lo que se aleje de ella no será válido. Yakuza 5 funciona igual que Deadly Premonition, sus fallos y decisiones al margen del resto de la industria le dan una personalidad a la que pocos pueden llegar siquiera a optar. Esto lo convierte en una saga de la cual no tengo idea de cuántos fans tendrá en este lado del mundo, pero que siendo pocos lograron que el juego llegase a su país, sin tener que depender de importación y demás incomodidades que seguro que muchos utilizaron en otros tiempos. Gracias a ellos, el resto, que no teníamos este juego en el radar, podemos disfrutarlo y ¿por qué no? cambiar un poco nuestra opinión de que en japón solo se divierten molestando colegialas y haciendo programas de televisión sin sentido.

YAKUZA-5-ANALISIS-ANTIHYPE-3

Acerca de Aitor Herrero

Encargado de asuntos semi legales en Antihype Podcast,.Fenicio nivel usuario

Check Also

Solo banner

Mejor que mal acompañado Solo – Análisis

[Nota: el texto es extenso y nebuloso como el tema que trata Solo. Si quieres ...

Deja un comentario