Not a Rajoy, Not a Ribera, Not a Sanchez, Not a Iglesias, Not a Garzón, Not a hero Not a hero – Análisis

not-a-hero-header

Parece que esta hecho con mala uva, pero que coincida justamente el lanzamiento de Not a Hero con nuestras elecciones municipales es uno de esos momentos mágicos de la historia de los videojuegos. Y más todavía si contamos con la irrupción de nuevas fuerzas políticas, que al igual que nuestro roedor morado venido del futuro favorito, nos auguran un porvenir muy feo si no les seguimos. Aunque si es cierto que por ahora ninguna de las dos ha decidido que la mejor manera de conseguirlo es limpiar el crimen de la ciudad, eso si por las malas. Utilizando para ello al Bunny Lord Fun Club, una suerte de lugar de reunión para todos los desequilibrados potencialmente violentos de Londres. Que, por supuesto, aumentará su número de miembros a medida que nuestro amigo colega morado aumente su reputación entre la ciudadanía. Algo que puede sonar a coña, pero realmente es una interesante manera de brindarnos nuevos personajes con los que jugar, me explico. A medida que conseguimos avanzar niveles, y a su vez lograr superar los 3 objetivos de cada fase. Nuestra popularidad aumentara, y tras cada cierto porcentaje de calor que nos brinde las masas un nuevo personaje se desbloqueará.

Not-A-Hero  1

Y no es moco de pavo, no penséis que se queda en un simple skin que no dará nada mas allá de un aspecto molón en Not a Hero. Cada nuevo avatar nos permite jugar de una manera diferente. Para entendernos, en vez de marcar una personalidad clara para el juego, aparte de traspasar la mecánica del shotter e 3º persona con coberturas a las 2D. No se queda en imitar a uno, si no que funciona como un homenaje a todos los títulos que salieron en la anterior generación reinterpretando esta mecánica. De ese modo empezamos a ver un desfile de personajes con habilidades y características no físicas claro, que reconoceremos sin demasiado problema. Así empezaremos con Gears of War, pasando por Vanquish, Max Payne 3, etc. Puede sonar extraño, pero funciona bien y si a eso le añades la posibilidad de rejugar las misiones, con algún personaje que difiera lo suficiente del que hemos usado la primera vez, no tendremos problemas en duplicar como poco la corta duración del juego.

 

Not a hero 2Que aunque es cierto que resulta excesivamente fugaz, sobrepasando si vas a saco poco más de las 8 horas. Lo subsana sin problemas con un elemento en el que Roll7 es sin duda el alumno mas aventajado, su jugabilidad. Al igual que ocurría con Olli Olli, la base no es para nada compleja, se capta en poco más de 2 minutos. Pero amigos, es imposible no repetir un nivel por una tontería tan grande como el no haber conseguido que estéticamente nuestra partida sea grata. Lo que el Olli Olli funcionaba por puntos, aquí se convierte en un sentimiento de frustración por no haber logrado pasar la fase sin haber recibido daño, y de paso ejecutar en el suelo a algún pobre diablo que se ha interpuesto en el camino de Bunny Lord. Creando así un circulo infinito, de que cuando queramos darnos cuenta habremos salido casi una hora después habiendo terminado un nivel que estaba pensado para terminarlo en 5 minutos. Esa habilidad para crear una autoexigencia no la había vuelto a ver en un simple juego de tiros desde Vanquish, y la verdad es que encontrármela aquí de pronto es increíble.

 not a hero -3Y más en un juego que únicamente funciona en un eje. Podemos ir únicamente hacia delante y hacia atrás, con algún balconing improvisado por el camino, es cierto pero en ningún momento vamos a tener mas preocupaciones fuera de lo que este a nuestros laterales.Y lo cierto es que funciona de miedo, por que la atención que se da a la altura en un juego en dos dimensiones reales(izquierda-derecha, arriba, abajo) en cierto modo ahogaría el dinamismo con el que se te echa encima cada partida, no despendolando en un parapeto mas de medio segundo, y siempre alentándote a moverte y crearle problemas al enemigo de cerca.

Supongo que no serán pocos los que rechacen de lleno este amerizaje a “los juegos de tiros” , y no sin razón. Si no fuese por mi manía de probar todo lo que cae en mis manos, y tal vez emocionarme mas de la cuenta con los experimentos locos. A mi también me echaría para atrás. Por eso antes de comprarlo, tenéis una demo lo suficientemente larga como para explicar por si misma lo que es el juego sin destrozar ninguna sorpresa. Y una vuelta por ella puede resumiros de una manera mucho más clara su propuesta. por que en ocasiones el ser tan original, por muy bien que lo estés haciendo puede entorpecer sin demasiado problema la difusión de tu trabajo, y en Roll7 saben un poco de eso. Tras lanzar al mercado un simulador de skate en 2D por el que casi nadie apostaba, y reivindicando que tal vez nos sobren dimensiones a la hora de hacer buenos juegos.

Acerca de Aitor Herrero

Encargado de asuntos semi legales en Antihype Podcast,.Fenicio nivel usuario

Check Also

Y el premio al protagonista más guapo es para... Lo Mejor del E3

Hace no mucho nos encontramos en el Meltdown de Madrid para hablar de ciertos juegos ...

Deja un comentario