Judío NV/100 Crítica South Park:The Stick Of Truth

 

SPSOTHead

Hace 15 años vi por primera vez South Park, fue la película, en el cine y engañando a mis padres y mi hermano, diciendo que era una película de dibujos al uso. Como no podía ser de otra manera el pastel que se llevaba cocinando desde la canción del principio estallo al comenzar “Asses of Fire” con la ya mítica canción “eres un cabrón hijo puta”. Mis padres no sabían donde meterse, mientras mi hermano y yo casi morimos de la risa viendo como entrábamos en una nueva dimensión del humor, la cual solo podíamos intuir hasta ese momento por según que capítulos de Los Simpson.

Han pasado los años y cada vez soy mas fan de la serie, pudiendo comprenderla mas en profundidad y pasando de reírme solo de los chistes de pedos y sobradas a las sutiles criticas a toda la idiosincrasia americana, o riéndose de lo absurda que puede ser la sociedad en general. Pero siempre echaba de menos esa frescura que nos mostró la película, enseñando al mundo que esos dos locos llamados Matt Stone y Trey Parker podían con el formato que les diese la gana, en este caso un musical. Y en el que nos ocupa con la que, a mi modo de ver, y junto con los Batman de Rocksteady, es la mejor conversión a un videojuego de una franquicia que se ha logrado jamás.

 

SPSOTstick2

El hecho de que este titulo haya estado siempre bajo la tutela de los creadores de la serie se nota en todas y cada una de las esquinas del pequeño pueblo de las montañas de Colorado, dando a los fans miles de guiños para la gente realmente asidua, empezando por algo tan tonto como los armarios de los personajes. Podemos encontrarnos con todo tipo de artilugios, ropas y demás que nos traerán constantes flashbacks a esos capítulos que a lo mejor tenemos un poco olvidados, pero que en el momento de ver la armadura del profesor Kaos, la clínica abortiva o la rinoplastia de Tom nos producen un tremendo ataque de risa solo con recordar alguna situación de la serie.

Y incluso con toda esta atención para los seguidores no se olvidan de la gente que viene aquí de nuevas o solo de algún visionado esporádico de la serie, el juego crea sketches nuevos constantemente, situaciones que cualquiera puede disfrutar, siempre y cuando simpatice con este tipo de humor. Presentándonos sin problemas a los personajes de nuevo, como un simple recordatorio o para mostrarnos la fauna local y así poder hacernos una idea, en parte de por qué es tan peculiar este lugar tan alejado de la racionalidad.

Una vez metidos en el mundo de la serie – y aquí ayuda mucho el hecho de no controlar a ningún personaje reconocible – tomaremos el control encarnando a un “niño nuevo”, lo cual abre todavía mas si cabe la facilidad de acceso. Se nos muestra el pueblo, como un mapa quizá no demasiado grande, pero con muchísimas estancias y sorpresas quepueden escapársenos la primera vez que abrimos el menú para orientarnos en el mapa. Si contamos alcantarillas, edificios,bases y la impagable Canadá, se queda un mundo lo suficientemente grande para poder albergar un número bien generoso de misiones, sin caer en la repetición de escenarios ni hacerse tedioso de recorrer, en el que siempre podemos pedir ayuda a Timmy y su silla de ruedas si nos entra un ataque de pereza ante la perspectiva de recorrer el mapa entero para completar la quest de turno.

El trabajo de localización, centrado en que parezca un capitulo mas de la serie, no da pistas en ningún momento de que esto se trate de un juego. Salvando la interfaz, mas de uno confundiría con un episodio mas sin ningún problema. Lo que todos temíamos era que las mecánicas jugables fuesen algo prácticamente anecdotico , que solo sirviese como escusa para avanzar en la historia de este capitulo que nos impulsa a jugarlo mas y mas rápido solo para ver cual sera la próxima sobrada. Pero aqui la idea de traer a el que seguramente sea el mejor estudio dedicado a RPG fue la mejor idea que pudieron tener a la hora de planear el juego.

 

SPSOT1

Con un sistema que tiene una barrera de acceso prácticamente inexistente, tras la cual cualquiera puede entrar y entender el juego a los primeros 2 minutos que este en un combate, manteniendo una suave linea de aprendizaje durante todo el juego en la que nadie puede llegar a perderse, ya que al aprender una nueva habilidad el juego se cerciora de que la tienes aprendida y asumida para su uso, por que justo después de aprenderla oh casualidad una misión te pide que la uses ya por tu cuenta. De esa manera se queda grabado a fuego lo que debes hacer en todo momento con pequeñas pistas en el escenario.

Y de aquí en parte viene la única pega que se le puede achacar al juego, es excesivamente fácil, incluso en difícil para cualquier persona que este acostumbrada por poco que sea a los RPG resulta un paseo, que se puede comprender por el peso que tiene la historia dentro del titulo, pero decepciona en parte ver como un sistema de combate tan rico, donde si quieres comprenderlo y dominarlo al 100% tienes que tirar de aprenderte el sistema de estadísticas y causa efecto de cada habilidad en combate. El cual resulta un pequeño vicio para todo el que quiera llegar hasta este punto de inmersion. Queda relegado a un segundo plano por lo sencillo que resulta avanzar, sin obligarte en ningún momento a indagar, queda completamente a tu elección, cosa que algunos agradeceréis.

Pero que al no suponer un reto hará que un sistema tan bien planteado quede relegado a un segundo plano respecto a la historia que por culpa de esto mismo puede parecernos corta. Aun sin serlo, ya que su duración es superior a la de cualquier especial de tres episodios de la serie, con una estructura similar a la que siempre hemos visto, usando esa herramienta que tan bien se les da usar a Stone y Parker, la escalada. Toda acción en la serie tiene que ser superada por la consecuente, siempre en todo momento vemos como lo que nos rodea se a ido de las manos por algo tan absurdo como pelear por un palo. Esto da pie a una escala en el gamberrismo que se sale de las escala hasta de la propia serie, mostrándonos a veces escenas que deberían ponernos una mueca y decir “esto esta mal”, si no fuese por que el ataque de risa que nos provocan impide toda acción que no sea evitar caernos de la silla.

SPSOTstick2

Y creo que poco mas se puede decir de South Park, un juego que a superado claramente las expectativas bien altas que marco en todo momento. Que aunque tiene una pequeña concesión a los que simplemente veían la serie y no han tocado un mando en su vida, lo aceptamos como un mal menor, gracias al cual podemos hablar prácticamente con todo el que quiera acercarse a el sin mas problema que el dejarle una plataforma para disfrutarlo.

 

cartman-the-stick-of-truth

 

Acerca de Aitor Herrero

Encargado de asuntos semi legales en Antihype Podcast,.Fenicio nivel usuario

Check Also

Don Diablo se ha escapado Antihype 7×18: Devil May Cry V y Metro Exodus

¡Cómo va eso, gente! Aquí estamos, esta semana en un horario mucho más tradicional, para ...

Un comentario

  1. Tomando de burla los centros de aborto, pero lo que pasa esque esta ya es una realidad en lso estados unidos, que muchos otros paices deberiamos de adoptar

Deja un comentario